Detrás de la crisis en Misiones está el modelo extractivo

por Revista Cítrica
29 de mayo de 2024

Rubén Ortiz del Movimiento Pedagógico de Liberación (MPL) habla de las verdaderas causas del estallido social en la tierra colorada. ¿Qué está pasando en Misiones más allá de las protestas salariales?

¿Cómo está la situación actual en la provincia?
- Esta crisis tiene muchas aristas. Una es el tema policial, la otra es nuestro problema docente. Y ahora, el problema docente arrastró más o menos a 111 mil empleados públicos que somos de la provincia, que la mayoría estamos con el salario muy deprimido.
Por otro lado, hay una crisis ya muy evidente en el agro, sobre todo en el sector yerbatero donde las políticas de apertura de importación de yerba barata desde Paraguay generan una descompensación en el mercado por el ingreso de la yerba canchada. Esta es la yerba ya seca, pronta a moler, empaquetarse y que llega la góndola. Eso significa que cada kilo que usted mete de hierba canchada, son 3 kilos menos de hoja verde que usted tiene que cosechar. Si yo importo 30 millones, son casi 100 millones de hoja verde que dejo de cosechar.
Eso significa básicamente desocupación. Nosotros tenemos 21 mil tareferos, de los cuales el 70% está en negro, o sea, fuera de las reglas de Contrato de Trabajo, esclavizados. Ellos estaban ganando medianamente para comer, pero la devaluación y el ingreso de la yerba de Paraguay, hizo caer la hoja verde, que la semana pasada perdió 20 pesos por kilo. Eso en el bolsillo del tarefero es muchísimo. Para que ustedes entiendan, depende de la cuenca yerbatera, pero un tarefero, estaba más o menos sacando el jornal diario en las cuencas donde las plantaciones son buenas, y en otras estaba viviendo con 8-10 mil pesos por día, al borde de la hambruna. Pero esto ahora lo mata.
En donde yo vivo, en Montecarlo, por ejemplo, nos rinde con hectáreas de 7000 kilos de hojas verdes por hectárea, hay cuencas que llegan a 12.000, esas son las mejores. Eso significa mejores o peores condiciones salariales para el peón.

-Usted dijo recién que en una semana bajó 20 pesos el kilo, además de la desocupación que ya mencionó, ¿qué pasa con los pequeños y medianos productores?
- Hay 17mil con menos de 10 hectáreas. Ellos quedan al borde del hambre, son los que están marchando con tractores hacia la capital. Yo le digo tractores, en realidad puede ser un Fiat modelo 70. La situación es de extrema gravedad.
Pero acá se tiene que entender el por qué de lo que pasa. Y esto es lo que el gobierno tapa con el tema policial, que está muy centralizado en una comisaría de Posadas. En el interior no está levantada la policía. Está hambreada, sí. El policía común gana muy poco, 450mil pesos: Se levanta el policía. El docente estaba ganando 204mil, se levanta. El gobierno le ofrece al sindicato a base de CTERA 400mil y esto lo confirman, y eso desató la ira de los trabajadores de la educación. Si hay sectores que se levantaron porque están ganando 450mil, ¿cómo usted va a aceptar, después de un mes de lucha, 400mil?, es una locura. Eso es no tener la más mínima idea de lo que hay que hacer. 


Eso es explicable. Pero detrás de toda esta crisis que está reventando en Misiones está el modelo extractivo. Acá hubo inversiones en la pasta de papel que ocupó 230mil hectáreas de tierra, propiedad de Arauco, y comprometió 500mil de las 900mil hectáreas aptas para la agricultura. Eso desplazó cultivos tradicionales que daban mano de obra masiva, como el té, la yerba, tabaco y generó una pobreza, una concentración y extranjerización del territorio.
Misiones tiene el 14% de sus tierras extranjerizadas. La Patagonia tiene entre 3 y 6%, para que entiendan la magnitud del extractivismo. Eso genera éxodo rural, hambruna, un estado absolutamente raquítico que no recauda porque a las empresas transnacionales que vienen con exención impositiva nadie lo discute.
Yo escucho a los políticos -bastante estúpidos-, hablar desde un nivel de desconocimiento absoluto de las realidades de las economías regionales, promoviendo estas megas empresas que vienen y nos extorsionan, no tributan. Alto Paraná hace 30 años tiene exención impositiva, ¿cómo compite usted con Alto Paraná? Encima mil hectáreas de yerba generan 168 puestos de trabajo, mientras que mil hectáreas de forestación generan 4.4.
Esto es lo que está reventando Misiones, un estado raquítico que no recauda, y se complementó con esto de Milei. Ya nosotros teníamos un salario de hambre, veníamos con mucha inflación que nos devaluó y nos mató. La hambruna, que hay es grandísima e inmensa ahora y de eso nadie habla.

Yo quiero discutir como académico y como un simple trabajador cómo vamos a hacer. Qué va a hacer el que le toca o el que sigue. Esto si no se revierte va a explotar, y no se resuelve con algunas medidas cosméticas, lo que explotó es un modelo productivo diseñado por la dictadura militar y que la democracia gerenció durante estos 40 años. Es el modelo centrado en la pastera y en los mega-aserraderos y que genera una extranjerización escandalosa del territorio.


Si yo le digo que de la 900mil hectáreas que teníamos -había mucha explotación de la mano de obra es cierto-, pero teníamos una chacra que nos daba soberanía alimentaria. Ahora no tenemos esa soberanía alimentaria porque el pino no lo comemos.
Y algo más grave. Yo vivo en el corazón del mundo pastero, hace 20 años investigo el tema. ¿Cómo es que en este mundo donde producimos pasta de papel nuestros niños no tienen cuadernos? Debería darle vergüenza a la democracia, porque han pasado muchos partidos, pero esto es una vergüenza, de un nivel de entrega de nuestro territorio, que hoy explota.
Y el sistema educativo acompañó todo este proceso. Estos grandes ejes temáticos no están en los dispositivos curriculares, entonces tenemos una docencia que se puede especializar en matemáticas, historia, en lo disciplinar, pero que es absolutamente analfabeta en términos de política.
Al principio de este mes de lucha, tuvimos que discutir entre nosotros, dos semanas porque había gente que te decía: no, no quiero la política, docente diciéndose semejante pavada.
Esto lo estoy señalando como autocrítica, porque yo tengo responsabilidad. Lo estoy diciendo desde el dolor, no para buscar un falso culpable. Nosotros por supuesto no tenemos la misma responsabilidad que Ramón Puerta y esos atorrantes.
Yaciretá fue el primer tentáculo que puso el capitalismo transnacional extractivo sobre nuestro territorio. Y a eso le siguieron las dos pasteras, la de CPP y la de Alto Paraná. Eso fue planificado durante la dictadura y la construcción de una Costanera, como obra asociada a Yaciretá que generó una nueva clase de dirigente multimillonaria, ligada al extractivismo y al turismo como industria extractiva. Ahí aparece el nuevo rico, que se asocia a los que abastecían de combustible y sustancias tóxicas para la pastera.
Esa alianza es la que se fundó entre radicales y peronistas, lo que hoy es el Frente Renovador. Esto es una empresa de negocios. Eso es lo que está explotando. Ahora tenemos que denunciarlo, los académicos tienen que denunciar esto. La universidad pública no dio tantas cosas, la mejor manera de defender la universidad pública es ser intelectual orgánico.

-Usted mencionó que a los sectores en lucha se están sumando los yerbateros en sus tractores, viniendo del norte, ¿cómo es eso?
- Con el extractivismo y la pérdida de empleo, el norte rural se está despoblando porque acá se hizo un reordenamiento territorial por el cual se entregaron áreas a la explotación forestal. En esas áreas hay grandes éxodos rurales. Porque el extractivismo no funciona con población, tenés que sacarla. Toda esa población está en las afueras de Posadas, viviendo en las peores miserias y en las afuera de nuestras ciudades. Hoy Misiones tiene 110mil empleados públicos, están viviendo con 120mil pesos de sueldo, 180mil en las municipalidades. Esos tipos se están levantando, por eso los que están gritando ahora son los intendentes: “paren esto porque acá se nos arma”. Por el otro lado, los pequeños productores de la zona de Oberá, que están sufriendo los embates de la importación de yerba, son los que están avanzando con tractores, y también los tareferos. Los tareferos que son esclavos del pequeño productor, o de las grandes empresas, no se van a quedar así en las chacras, salen a las rutas.

Es un fenómeno muy complejo y el gobierno ha tenido éxito, gracias a dos o tres medios de Buenos Aires, en instalar mediáticamente el problema de la Policía. Claro que tiene su justa razón. Ahora bien, cuidado, que esta policía es una policía muy corrupta, ligada al contrabando de soja, al contrabando de vino, al narcotráfico, al contrabando de goma de neumáticos. Acá están discutiendo caja. Cuando a nosotros nos preguntan, por supuesto preferimos dar toda nuestra solidaridad al que tiene hambre. Pero acá hay otras cosas. Hay cosas muy turbias. Y como toda policía hambreada, se la rebuscan en las noches oscuras que acá hay muchas, y genera este fenómeno. Este fenómeno a mí me da mucha pena, estamos perdiendo vida.

-¿Usted crees que esto que está pasando en Misiones se puede extrapolar a la situación que está ocurriendo en otras provincias o es un fenómeno particular de la provincia?

- Esto es lo que va a pasar con estos atorrantes que gobiernan el país. Mire, Patricia vino acá a armar un comité de crisis, para reprimir. ¿Qué va a reprimir, el hambre?, ¿qué va a resolver, con policías y gendarmes hambreados nuestra hambruna? Acá hay que hacer política. Tiene que haber una política activa de empleo, etcétera, yo no voy a decir que cuernos tienen que hacer, pero esto de Patricia Bullrich es una vergüenza. Yo no le voy a quitar ninguna responsabilidad al gobierno provincial, pero también hay que mirar esta política extorsiva vergonzosa de Milei hacia las provincias.

-¿Respecto de los votos para la Ley Bases en el Senado?
- Esto es el “tome y daca”, pero en vivo. ¿De qué política anti-narcotráfico me va a hablar Patricia cuando el presidente dice, en Cadena Nacional, “a mí no me importa que la guita que vengan los narcos a lavar acá? Son una vergüenza nuestros diputados y senadores que se dejan comprar. Una institucionalidad que da vergüenza después haber construido 40 años de democracia, con nuestros caídos de por medio. Esta forma de hacer política es la que está reventando a millones, y va reventando Formosa, Chaco, Corrientes. En Misiones si hay que armar un comité de emergencia es para saldar el hambre. El crimen más grave que existe.
Aquí también tenemos que reflexionar los ciudadanos. La bronca no reemplaza al debate político. Nos faltó política. Y también hay un llamado de atención, dentro del peronismo basta de mesianismo, de esperar que un líder señale al referente.
Por otro lado, la militancia hay que hacerla con alegría, con esperanza. Esta la vamos a ganar, hay demasiados jóvenes, hay buena gente, madres con hijos, empresarios, buena gente en Misiones que va a derrotar esto. Vamos a ganar. Tiene que valer la pena el esfuerzo de la gente.

*Entrevista realizada por Luis Cano de Radio Altos de Bahía Blanca.