"Los peritos dijeron que la muerte de Santiago fue violenta"

por Revista Cítrica
Fotos: Nicolás Cardello y Juan Pablo Barrientos
02 de agosto de 2019

Patricia Bullrich admitió que Santiago Maldonado murió por escapar de la Gendarmería. Los peritos dijeron fue una muerte violenta por sumersión. Sergio Maldonado y Andrea Antico se preguntan qué más hace falta para reabrir la causa.

Dos de agosto de 2019. Debiera ser un día clave en la causa Santiago Maldonado. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich sostuvo que si Santiago se hubiese entregado, estaría vivo. “Si sale corriendo en vez de entregarse, se tira, se va o intenta cruzar un río escapando de la Gendarmería, no es responsabilidad de quien está tratando de hacer cumplir la ley". De esta manera, después de dos años de mentiras, engaños y ocultamiento de pruebas, el Ministerio de Seguridad admitió la participación de Gendarmería en la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado. ¿No es suficiente prueba para reabrir la causa? Hay culpables de lo que pasó con Santiago. Y no están siendo juzgados. Santiago no se ahogó solo. Lo dijo Patricia Bullrich.

"La Gendarmería respondió a la orden de un juez que pidió despejar una ruta que estaba totalmente cortada por 15 personas, e impedía todo el paso por la zona. Si despejar la ruta significa que las personas salgan corriendo en vez de entregarse a la Justicia, o en vez de decir ‘nos vamos...’”. Así quiso justificar Bullrich el accionar de las fuerzas represivas, que terminaron con la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Lo dijo el 2 de agosto de 2019, en diálogo con Ernesto Tenembaum, en Radio Con Vos.

"Si no tenés nada que ocultar, ¿por qué fraguaste los libros? ¿Por qué lavaste las camionetas? ¿Por qué encubriste? ¿Por qué mentiste? ¿Por qué nos atacaste y me interviniste el teléfono a mí?"

Sin embargo, en lugar de buscar atenuantes, la ministra la embarró: la orden del juez era para despejar la ruta. Cuando Gendarmería y Santiago llegaron al río, ya en instancias dentro de la comunidad en Resistencia de Cushamen, la ruta ya había sido largamente desalojada. Gendarmería perseguía a Santiago sin ninguna orden judicial. Gendarmería no tenía orden de desalojo dentro de la comunidad. Bullrich continuó hablando de una orden de desalojo, provista por un juez federal, que Gendarmería nunca tuvo, porque -simplemente- nunca existió.

“En el contexto de una represión, la Gendarmería entró ilegalmente, sin orden judicial, utilizando la palabra 'flagrancia'. Hay muchos hechos. Si no tenés nada que ocultar, ¿por qué fraguaste los libros? ¿Por qué lavaste las camionetas? ¿Por qué encubriste? ¿Por qué mentiste? ¿Por qué nos atacaste y me interviniste el teléfono a mí? ¿Por qué nos perseguiste?”, es lo que Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, quiere preguntarle a Patricia Bullrich. “Nada de lo que puedan decir le quita responsabilidad al Estado”, dice Sergio. Sin embargo, Bullrich insiste hasta lo imposible: "En vez de entregarse o decir 'no puedo cruzar este río, me quedo ahí sentado esperando que me detengan', lo hubieran detenido, hubiera estado cinco horas detenido, y hubiera salido, nada más. Culpar al Estado por hacer cumplir la ley, no me parece correcto", sintetizó.

“Ellos son responsables”, aseguró Sergio, en una entrevista realizada por Canal Abierto. "Ellos" son Mauricio Macri, Patricia Bullrich, Germán Garavano, Pablo Noceti, Claudio Avruj, los jueces Guido Otranto y Gustavo Lleral. “Son responsables porque todo el tiempo supieron que Santiago estaba ahí, y sin embargo mintieron, y encubrieron, y desviaron la causa. Dejaron a libre albedrío que se hicieran 400 presentaciones a lo largo del país, diciendo que estaba en Entre Ríos, que estaba en San Luis, que estaba en Ushuaia. Quisieron confundir. Nosotros tuvimos que probar que Santiago estuvo en el lugar. Y eso se sabía desde el primer momento. Y cuando apareció el cuerpo, el 17 de octubre, no preservaron el lugar ni tomaron pruebas”. 

“Se ahogó”, dicen periodistas en la televisión. Y con esa frase pretenden dar por cerrado cualquier reclamo de justicia por Santiago. ¿Pero cómo se ahogó Santiago? ¿Jugando en el río con un amigo? Su hermano Sergio lo explica simplemente leyendo la pericia : “La autopsia sostiene que el cuerpo fue crioconservado artificialmente a 80 grados bajo cero y en ese momento se instaló que 55 peritos habían dicho que se ahogó solo, cuando en verdad fueron 26 los peritos y sólo dos estuvieron junto al cuerpo. El resto lo siguió a través de una pantalla y lo que dijeron –que omitió decir el juez Lleral- fue que era muerte violenta, sumersión, coadyuvada por hipotermia. Esa era la causa, pero no se podía determinar cómo murió Santiago, dónde murió, ni cuándo murió. De hecho, en la partida de defunción dice ‘hallado el 17 de octubre’, porque no hay una fecha exacta, ni se puede determinar cuándo murió, porque no se hizo nada, no se ampliaron los puntos de pericia. Todo lo que le pedimos al juez Lleral fue rechazado. Que peritara los billetes que tenía Santiago en el bolsillo, no tuvimos respuesta. Que peritara un papel que tenía, tampoco. Que se peritaran las ropas que tenía Santiago. Tampoco”.

LAS PRUEBAS ADULTERADAS Y LA AUTOINVESTIGACIÓN

Sergio señaló que cuando aparece el cuerpo “oportunamente el 17 de octubre -un martes-. Para el viernes a las 6 de la tarde ya estaba todo resuelto a nivel mediático, con un juez Lleral saliendo a decir que no tenía signos de violencia, y que la causa de muerte era el ahogamiento con la ayuda de hipotermia. Sumado a eso, el propio Macri y Garavano, saliendo por todos los canales, diciendo que ya estaba determinado, dándole las condolencias a la familia". 

Andrea Antico, cuñada de Santiago Maldonado, remarcó que "es bueno hablar sobre el testimonio de Lucas Pilquimán porque el juez Lleral, en el fallo del cierre en primera instancia, toma en cuenta este testimonio de Lucas, y la pericia del DNI. Con esas dos cosas, él cierra la causa y dice: ‘Bueno, acá Santiago se murió solo’. Y da a entender como que la muerte lo estaba esperando en el río. En ese fallo tampoco habla de la represión. Es como que Santiago estaba solo, y usa esas dos cosas, justamente, el testimonio de Lucas, del que no pudimos estar presentes, y la pericia del DNI, que no se hizo sobre el DNI original”.

Nicolás Cardello

Nicolás Cardello

Además del testimonio de Lucas Pilquimán, tampoco se hizo hincapié en la declaración de Nicasio Luna, "un chileno que declaró en Chile, y nosotros no fuimos informados. No pudimos presenciar la declaración de Lucas Pilquimán, que era un testigo al que también se le tomó declaración en medio de un paro que había en nuestro país, alrededor del 19 y 20 de diciembre. Y la notificación se subió a la página web donde informan todas esas situaciones, a las 11 de la noche del día anterior. O sea, se cita a las 11 de la noche, se informa eso, y a las 9 de la mañana se le toma declaración. Es una declaración sin abogado y sin ninguna presencia de organismos de derechos humanos, ni nada por el estilo".

Se realizaron tres rastrillajes previos al del 17 octubre. “En el cuarto es en el que aparece Santiago, cuando en los otros tres no hubo absolutamente nada, y cómo en todos los casos, jugó electoralmente. Cuando dicen que el caso de Santiago se usó políticamente, quien más hizo usufructo de eso fue el propio gobierno de Mauricio Macri. Uno de los rastrillajes fue previo a las PASO. Cuando aparece el cuerpo, no sólo fue previo a las elecciones, sino también previo a que tengan que ir a la CIDH Uruguay a una reunión que había ante la comisión y donde tenían que dar explicaciones de por qué tenían un desaparecido”, cuenta Sergio en Canal Abierto.

También informó que dejaron asentado en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos todos estos interrogantes y cómo la muerte de Santiago fue utilizada electoralmente. “Es necesario que se reabra la causa y se cree un grupo de expertos independientes para que realmente se pueda empezar a investigar, porque hasta ahora no se hizo”, sentenció.

Sergio Maldonado denunció que "hay libros adulterados de municiones, de armas, de vehículos, secuestran celulares de los gendarmes y en vez de hacerlo en etapas y dejarlos para que sigan hablando, hacen todo lo contrario. Se los cuidó, se los preservó, le quitaron los celulares. De 21 celulares, solamente 7 tenían activos el gps, cuando es obligatorio en las fuerzas de seguridad tenerlo. Se pudieron peritar 16, porque los otros tenían secreto de privacidad de parte de la compañía. Pablo Noceti nunca ha accedido a que le peritaran su celular. Después se borraron -de cpu y celulares- fotografías y filmaciones. De hecho, hay 8 minutos que es cuando llegan los gendarmes al río, y cuando vuelven a subir. Esos 8 minutos, que son cuando tienen contacto con Santiago, no pudieron ser recuperados. Fueron borrados".

No es que Santiago agarró y se tiró a las 3 de la mañana, fue alcoholizado, e invadió una pileta pública o privada, se tiró ahí y se ahogó solo. Estás en un contexto de una represión.

"El juez -Lleral- fue presionado para cerrar la causa. Cuando la llama a mi mamá, le dice que tiene que cerrar la causa. Y le agrega: 'Lo que pasa es que estoy siendo presionado y apretado, junto con mi equipo'. Y mi vieja le dice: 'Bueno, pero ¿no hay nadie responsable? ¿No va a ir nadie preso?'. 'No, por ahora', esa fue la respuesta", de Lleral, cuenta Sergio.

 Sergio explica detalladamente que "para que (Santiago) tenga el estado de conservación en que se lo encuentra al cuerpo, debe estar redondeando los -80 grados. Y la temperatura del río Chubut es de entre 3 y 6 grados. Entonces, si vos me estás diciendo que la temperatura es de entre 3 y 6 grados, y en la autopsia dice que fue crio conservado natural y artificialmente, amplíame ese 'artificialmente'. Porque 'naturalmente' sabemos que no es. Porque no condice con la temperatura del río. No condice que tenga huellas digitales en perfecto estado".

"Por otro lado, un perito que no es de parte nuestra, sino que hizo -un estudio- por su cuenta, y lo que él hizo es una prueba con carne, -simulando algo que no podría ser un cuerpo humano, pero sí en una proporción- se redujo a la mitad en 30 días. Entonces, en un lugar donde hay fauna, donde hay cangrejos, no podría haber aparecido de la manera que aparece el cuerpo a Santiago", señala. 

"Hay un detalle que el juez omite decir y omite escribirlo, pero sí está filmado- detalla Sergio-. “Cuando aparece el cuerpo, tiene una tira negra, una especie de cinturón suelto, arriba de la campera. Entonces, ¿vos estuviste 77 días con una tira suelta y el agua de la corriente no se la llevó? Me parece muy incrédulo".

"Nuestra prioridad era buscarlo a Santiago. No podíamos detenernos en los dichos de Carrió, que decía que estaba en un 20 por ciento en Chile o que era como Walt Disney".

"Digo algo sencillo", resume Sergio, e inmediatamente enumera: "Digamos que no hay autopsia. Que el estado del cuerpo de Santiago no era el mismo que está ahora. ¿Quién es el responsable? Es el estado, sí o sí. Si vos me decís que estuvo 78 días allí, el responsable es el Estado, que fue cuatro veces a buscarlo. Tres veces no estaba, estaba a la cuarta. Me pueden decir que fueron los mapuche. ¿Quién es el responsable? El Estado, que no investigó, no entró en el lugar, no se les tomó declaración, y 'tienen una logística avanzada como para poder tener una persona conservada'. Digo esto irónicamente. En todos los casos, buscándole la vuelta que le busques, no es una negligencia. No es que Santiago agarró y se tiró a las 3 de la mañana, fue alcoholizado, e invadió una pileta pública o privada, se tiró ahí y se ahogó solo. Estás en un contexto de una represión. La gendarmería entró ilegalmente, sin orden judicial, utilizando la palabra flagrancia. Yo me presento ante el juez el día 4 de agosto y la postura de la fiscal es como si fuera la defensora de la Gendarmería".

"Además me entero por televisión que van a juzgar a Carabineros en Chile, que a su vez le vendían información al gobierno de Bullrich falsamente, con el nombre de mi hermano Germán, mi segundo nombre, y mi DNI, diciéndole que tenían intervenido el teléfono remotamente, vendiéndole cualquier información. Eso ocasiona que yo voy a Chile y me tienen demorado porque tienen 'no sé qué' cantidad de cosas escritas, como si fuese sospechoso. Hasta en el espionaje fallan. No les importa averiguar o espiarte de verdad, sino que también compran pescado podrido".

LO QUE VIENE

"En el momento que buscamos a Santiago estaba muy de moda la deshumanización, el ataque, el denigrarlo, atacar también organismos de derechos humanos, a nosotros", cuenta Sergio. "Nuestra prioridad era buscarlo a Santiago. No podíamos detenernos en los dichos de Carrió, que decía que estaba en un 20 por ciento en Chile o que era como Walt Disney. Con todas esas barbaridades hicimos una presentación contando como actuaron el propio Macri, Bullrich, Avruj, Noceti, Garavano, y toda esa línea. Después agregamos políticos como Carrió, Yamil Santoro y Fernando Iglesias, y periodistas de primera línea, que eran los que primero deshumanizaban y después atacaban al resto, y sembraban pistas falsas. Tiraban algo mediáticamente y después eso se iba a ver reflejado en la causa. Y después los famosos influencers, que son los que actúan en redes sociales, para que después lo repliquen los trolls, y la gente de carne y hueso, que no hace un análisis propio, y empieza a repetir cualquier cosa sin tener ningún fundamento". 

Andrea cuenta que "a veces tenemos momentos intensos, porque más allá de todas estas cosas de tener de haber sido víctima de espionaje por parte del Estado, también hemos sido víctimas de una campaña para que se hayan metido con nuestro trabajo. Decir barbaridades de la familia, de que no quisimos colaborar, que nos pagan tanto dinero por mes. Pero también somos conscientes de que tenemos un montón de personas que nos apoyan, que nos dan aliento, que nos dicen que no estamos solos. Y cuando tenemos que poner eso en la balanza, nos quedamos con eso, con el acompañamiento, y con la gente que también quiere justicia por Santiago y quiere saber la verdad".
 

©2022 Revista Cítrica. Callao 360, Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Editor responsable: Cooperativa Ex Trabajadores del Diario Crítica. Número de propiedad intelectual:5313125 - [email protected] | Tel.: 45626241